Educación digital: el presente, el futuro y la eterna tensa tolerancia

Ayer terminé de leer Vivo en el futuro… y esto es lo que veo, deNick Bilton. Lo más apasionante de este libro es su relación con el ámbito educativo sin ser una lectura enfocada directamente en la escuela. De hecho, esta es, precisamente, su esencia. Todos tenemos claro que los colegios no son espacios ajenos a la realidad. El impacto de la tecnología en el presente es brutal, avanza a pasos agigantados y pretender que esta circunstancia no afecta ni afectará a lo que sucede dentro de las aulas es un error de concepto. Además, más allá de la tensa tolerancia que se observa hacia la tecnología en el aula, resulta más práctico pensar cómo adoptarla como aliada que ponerle puertas al campo abogando por limitarla o, incluso, prohibirla.

Bilton nos propone un ensayo fundamentado en ocho puntos, entre los cuales destaco los siguientes:

  1. La industria del porno como motor de la innovación en la gestión de contenidos. Más allá de los reparos que pueda causar este mundo es innegable que detrás del mismo existe una comunidad de creativos que innovan para ofrecer a los consumidores unos productos ajustados a sus necesidades, pues hay que tener en cuenta que estos están dispuestos a pagar por consumirlos. Es más, quieren que se diferencien claramente de otros con los que conviven en un campo enormemente saturado. De hecho, muchas de estas técnicas creativas han sido adaptadas a otros sectores del marketing online.
  2. De los monjes amanuenses a los cómics. Es decir: del impacto Guttenberg a la era digital. Dicho de otro modo: de la enorme cifra de 122 libros que existían en la biblioteca de la universidad de Cambridge en 1424 (una de las más grandes del mundo) a los más de siete millones que alberga en la actualidad. El proceso, por descontado, ha sido traumático. Los centros de poder intelectual traspasaron los muros de los monasterios para democratizarse. La era digital supone otra revolución que, desgraciadamente, para algunos sigue suponiendo un riesgo para los valores y para los diversos modelos de negocio que aún imperan en nuestra sociedad.
  3. Infoxicación, redes sociales y comunidades anclajeCada minuto se suben a YouTube unas 300 horas de grabaciones. ¿Cómo se puede manejar la ingente cantidad de información que circula en la Red? Según Bilton, haciéndonos visibles en las redes sociales para poder interactuar con nuestras comunidades anclaje, que son las que filtrarán la información que necesitamos según nuestras preferencias.
  4. Cirujanos que juegan con videojuegos. Parece evidente que las personas acostumbradas al universo de los videojuegos responden con mayor rapidez y reflejos a situaciones límite.
  5. Adolescentes multitarea. Una postura conservadora en las escuelas (también es un debate entre padres e hijos) se fundamenta en el concepto de “estar centrado”, de no sucumbir a las distracciones. Hoy en día, los alumnos que tenemos están acostumbrados a trabajar con sus móviles cerca, lo que implica contestar los mensajes que les llegan, echar un vistazo a sus perfiles digitales en Instagram o Twitter, consultar algún correo electrónico y aun así parecen disponer de tiempo para buscar algún dato necesario para hacer sus deberes. Puede que a sus padres no les guste mucho la idea, pero la realidad es que en el mercado laboral cada vez se demanda más este perfil. En mi opinión, esto les hace más autónomos. Richard Gerver opina que uno de los éxitos de Apple radica en contratar personas que no necesitan ser dirigidas. Quizás el problema no radica en el concepto de multitarea, sino en los contenidos que consumen los adolescentes.

Si tuviese que resumir el libro en un pequeño párrafo, sería este:

“Aunque la Red tiene poco más de veinte años, todavía no tenemos auténticos nativos digitales en el mundo laboral; es decir, gente que ha crecido online […] Cuando ese grupo alcance la mayoría de edad, no recordará haber ido a la librería a comprar un libro ni al videoclub para alquilar una película en DVD. No entenderá lo que es ver la televisión a una determinada hora en lugar de reproducir o descargar lo que quiera en ese momento”

Escribir comentario

Comentarios: 0